Saltar al contenido

Colchón viscoelástico, una opción ideal para dormir

Descansar es un aspecto básico para el ser humano. Pasar una buena noche de sueño, garantiza un día lleno de energía. Y por supuesto un buen estado de salud. Ahora, para conseguir ese descanso y lograrlo solo se necesitan los sistemas de descanso apropiados, que desde luego incluye un buen colchón.

Los colchones de viscoelástica más vendidos del mercado

Los mejores colchones de viscoelástica calidad-precio

Los mejores colchones de viscoelástica

Al tener tanta importancia para conseguir un sueño reparador, las personas durante años se han preocupado de buscar el mejor colchón. Eso nos lleva a estar atentos a las diferentes opciones que hay en el mercado, comparando su calidad, precio y durabilidad. Así como también sus beneficios.

Por suerte, si se quiere un buen colchón hace poco que ha salido en el mercado un colchón de excelente calidad y que ofrece muchas ventajas. Se trata del colchón viscoelástico, un producto revolucionario que cuenta con muy buenas opiniones por parte de los usuarios.

¿Por qué un colchón Viscoelástico?

Te estarás preguntando que hace a un colchón viscoelástico tan especial y funcional para descansar y por qué deberías comprar uno. Pues bien, para hablarte de este colchón, primero tienes que saber todo respecto a la materia prima con la que se fabrica: la viscoelástica.

La viscoelástica fue inventada por la Nasa en la década del 60, cuando estaba en auge el programa espacial. El objetivo de este novedoso material era aliviar o reducir la presión que sentían los astronautas, cuando despegaban en una nave espacial.

Le dieron el nombre de viscoelástica por las dos características principales que definen a este material: La viscosidad y elasticidad. Dichas propiedades le proporcionan a la viscoelástica un efecto de memoria.

Por qué los colchones de viscoelástica tienen ese nombre

¿Cómo es eso? Pues que adopta la forma de quien descansa en ella. Pero vuelve a su forma original, una vez se le quita la presión y el calor que se ejerce sobre ella.

La efectividad y el éxito de este material fue tal, que con el devenir de los años comenzó a utilizarse en varios campos tecnológicos. Pero fue en el sector relacionando con el descanso donde ha tenido mayor uso y aceptación. Como era tan cómodo y bueno para la salud empezó a usarse para la fabricación de colchones.

Y es que la viscoelástica soporta nuestro peso para que el colchón no se hunda y por otro lado, se amolda al cuerpo de quien lo utiliza. También es termoadaptable y termosensible. Es decir, se adapta a la temperatura del cuerpo y reacciona a ella. Por ejemplo, con el frío la viscoelástica se pone dura y con el calor tiende a ablandarse.

Estas características, que favorecen el descanso, han hecho que esté muy arraigada la fabricación y venta de colchones de viscoelastica. Por lo que en el mercado puedes encontrar muchos modelos y diseños. De diferente intensidad y densidad que se adapta a las necesidades individuales de cada persona.

Ventajas del colchón de viscoelastica

Comprar un colchón de viscoeltastica viene a ser una de las mejores inversiones para lograr el descanso que estás buscando. Estas son algunas de sus ventajas que te ayudarán a entender por qué elegir un colchón de viscoeltastica:

  • Es ergonómico, porque se adapta a la forma de tu cuerpo. Esto se traduce en que elimina los puntos de presión y en consecuencia, posibles dolores articulares, lumbares o musculares.
  • Independencia de movimientos. Es decir, si se duerme en pareja cada persona no notará los movimientos del otro al dormir. Sin duda este factor proporciona mejor sueño y descanso.
  • Son muy relajantes, gracias a su material suave y flexible. Tambien se adapta a personas de todas las edades y complexión corporal.
  • Son duraderos. Su tiempo de uso y propiedades se puede prolongar hasta 10 años. Es importante destacar que es el tiempo de vida máximo recomendado por los especialistas para cualquier colchón.
  • Son muy fáciles de limpiar y mantener.

Características del colchón de viscoelástica

En este punto es importante mencionar, que no hay un colchón que sea 100% de viscoelástica. A pesar de eso se le llama colchón viscoelástico, porque una buena parte de él está elaborado a base de este material. En consecuencia, adopta las propiedades del mismo.

En el mercado encontrarás una gran variedad de este tipo de colchones. Y podrás elegir el que mejor se adapte a tus necesidades. Pero todos ellos comparten las mismas características que te mostraremos a continuación:

Pueden tener viscoelástica en una o ambas caras

Aunque por lo general un colchón viscoelástico tiene este material en ambas caras, también los hay que la tienen solo en una. Pero esto último ocurre con mayor frecuencia cuando el grosor de la viscoelástica es igual o superior a los 4 centímetros o es un colchón a un precio muy barato.

Hay una enorme ventaja en que un colchón tenga viscoelástica en ambos lados y no solo en uno. Y es que de esta forma se puede utilizar tanto la cara de verano como la de invierno.

Son moldeados o espumados

En el mercado encontrarás dos tipos de colchones de viscoelástica. Primero los espumados, que tal y como su propio nombre indica se elaboran con viscoelástica espumada. Este material se logra al mezclar diferentes componentes químicos.

Gracias a ello logran el efecto de espuma y mucha porosidad. En los colchones de este tipo, el aire circula con mayor facilidad en su interior. Por lo que son ideales para el verano.

El otro tipo son los colchones de viscoelástica moldeados. Estas capas están fabricadas en moldes y sus poros son más cerrados. Por eso el aire en su interior circula de manera más lenta. Pese a ello no es necesario que se le coloque nada especial.

Su núcleo interior es de espumación HR

El núcleo suele ser de espuma HR, su principal función es complementar la firmeza que el núcleo viscoelástico necesita. Es decir, le sirve para dar firmeza.

Tienen propiedades termoadaptable y termosensible

Los colchones de viscoelástica son termosensibles y termoadaptables gracias a las propiedades de la viscoelástica. Estas le permiten adaptarse a la temperatura corporal del cuerpo. Y por si fuera poco, puede reaccionar a la temperatura. Es duro con el frío y blando con el calor.

Son higiénicos y antialérgicos

Por lo general los colchones de viscoelástica están tratados con sistemas antiácaros. Además, gracias a que son muy transpirables mantienen a raya la humedad y el moho, por lo tanto también las alergias se mantendrán alejadas de ti.

¿Cómo elegir el mejor colchón viscoelástico?

Ahora que ya conoces las propiedades del colchón viscoelástico, seguramente  te estés preguntando cómo elegir uno que se adapte a tus necesidades. Y sobre todo, que sea de buena calidad y que te proporcione el mejor descanso.

Pues bien, lo primero que tienes que tener en cuenta es la cantidad de viscoelástica que tiene el colchón. Ya que la viscoelástica puede tener desde 2 centímetros de grosor a algo inpensable. Cuanta más viscoelástica tenga el acolchado más adaptabilidad ofrecerá y mejores sensaciones.

Cosas tener en cuenta a la hora de comprarte un colchón de viscoelastica

  • La densidad del material que lo componen: Al hablar de la densidad de un colchón viscoelástico nos referimos a la cantidad de viscoelástica que contiene por cada metro cubico. Cantidad que se refleja en Kg/m3.
  • Lo mejor es elegir un colchón que tenga una buena densidad. Esto permitirá que el peso del cuerpo se reparta homogéneamente y así se logre un mayor confort. Aunque claro está, tampoco tiene que ser muy alta, ya que sería envolvente y te atraparía en su interior. La más recomendada es la que oscila entre los 60-80 Kg/m3.
  • Calidad de la espuma HR del núcleo: Lo mejor es comprar un colchón cuya calidad de la espuma sea buena. De esta forma estará garantizada la firmeza y durabilidad de tu colchón.
  • Adaptabilidad del acolchado: Al ser el acolchado el material que está en contacto directo con el cuerpo, debe ser suave y adaptable. Alguno de los materiales recomendados para ello son látex, espuma súper suave viscoelástica o gel.
  • Que sea de tejidos tratados: Un tejido de calidad es sinónimo de que el colchón ofrecerá una mayor resistencia. Lo más recomendable es que sea tejido Strech y esté tratado con un sistema antiácaros.
  • La calidad de la espuma: Este factor solo tienes que tenerlo en cuenta si te has decidido a comprar un colchón viscoelástico del tipo espumado. Lo mejor en este caso es que la densidad mínima del mismo sea de 45 Kg/m3 y que tenga poros grandes.
  • Que su resiliencia sea buena: La resiliencia es la propiedad que tienen este tipo de colchones de recuperar su forma original después de que un cuerpo haya estado en ellos. Si se compra un colchón con un alto grado de resiliencia, la recuperación será más rápida. Y así se evitarán incomodidades nocturnas.
  • Tu temperatura corporal: Como el colchón viscoelástico tiene propiedades termosensibles y termoadaptables, si eres caluroso al dormir tienes que tenerlo en cuenta a la hora de elegir el tuyo. Pues es posible que sientas más calor al dormir que en tu antiguo colchón. También puedes comprar un colchón de látex, que da menos calor al cuerpo y es de gran calidad.

Colchón viscoelástico opiniones

Los colchones viscoelásticos tienen buenas propiedades y proporcionan muchos beneficios para garantizar un buen descanso. Gracias a eso, las opiniones de los colchones de viscoelástica suelen ser siempre muy buenas.

Hombres, mujeres, jóvenes y adultos de muchos países y lugares del mundo, no dudan en decir lo buenos que son los colchones de viscoelástica. Y que gracias a ellos logran tener un sueño muy reparador.

Colchón viscoelástico, una opción ideal para dormir
3.5 (70%) 4 votes