Saltar al contenido

Camas de agua ¿Son una buena opción?

Una cama de agua es un colchón lleno de agua que es perfecto para utilizar como tratamiento terapéutico.

Las mejores camas de agua del mercado:

Historia de las camas de agua

Este tipo de colchón fue muy popular durante el siglo XIX ya que ayudaba a los pacientes con dolores en la espalda y cervicales. En el año de 1971 se modifica y se crea una nueva versión totalmente actualizada.

En la ciudad de San Francisco, Estados Unidos, empezaron a fabricar camas de agua para vender en masa. Fue patentada y su consumo se elevó dentro de la comunidad norteamericana. Su éxito llevó a que cada ciudadano de Estados Unidos quisiera tener en su poder una cama de agua.

Para quienes creen que dormir en un colchón de agua puede ser algo inestable e incómodo, se equivocan. Lo importante es tener una cama de agua de calidad y bien fabricada para que tengas un soporte bueno en la espalda toda la noche.

Cuando salieron al mercado por primera vez, las camas de agua eran una pieza de lujo y exclusividad. Actualmente, su nueva imagen impulsa la idea para un consumo con mayores ventajas para tu cuerpo a un buen precio. Además de ser cómodas, son higiénicas y de larga duración, todo depende de la calidad con que estén fabricadas.

¿Cuál es la ventaja de la cama de agua?

Dentro de los factores que influyen en un buen descanso está el de dormir ocho horas diarias y sin interrupciones. Esto ayuda a que cualquier persona tenga mayor capacidad y aguante durante el desarrollo de sus actividades diarias.

Sin embargo, otro factor aún más importante es el colchón donde dormimos. Para eso una cama de agua puede ser la solución, salir de lo convencional y pasar a un modelo de comodidad totalmente mejorado. Si estás pensando en comprar una cama de agua, te explicamos las ventajas que ofrece este producto:

  • No son fáciles de pinchar con cualquier objeto. Su fortaleza garantiza que no podrá drenar el agua que hay en su interior con facilidad.
  • La cama de agua puede soportar cualquier peso.
  • Existen camas que son regulables en su temperatura y si adquieres una de ella podrás mejorar la circulación sanguínea gracias al calor que se regula.
  • Son camas blandas y suaves.
  • Aportan un confort increíble, reducen los puntos de presión y se adaptan a cada persona
  • Son camas relajantes, el agua provoca una sensación zen que calma tu mente del estrés diario.
  • Ayudan a reducir la presión en las articulaciones mientras descansas.
  • Son antialérgicas gracias a su diseño que evita la formación y proliferación de partículas de polvo y ácaros.
  • Su tiempo de vida es mayor a las camas o colchones tradicionales.

Estas ventajas pueden variar dependiendo del fabricante de la cama de agua. La idea es adquirir una hecha de gran calidad para poder aprovechar realmente sus propiedades. A pesar de ser caras pueden durar toda una vida si se cuida bien y son de altísima calidad.

Características de la cama de agua

Las camas de agua tienen dos características básicas, suelen ser de lados duros o lados suaves. La cama de agua de lados duros se caracteriza por estar dentro de un marco rectangular. Por lo general, de madera, y bajo este una tabla o plancha de contrachapado.

Por otra parte, la cama de agua de lados blandos es un colchón lleno de agua dentro de un marco rectangular muy robusto hecho de espuma. En su interior cuenta con un cierre que rodea una carcasa hecha de tela. Esta se posa sobre la plataforma base del colchón.

Estas características nos indican que a simple vista es una cama convencional que se adapta a las habitaciones sin problema. La diferencia principal radica en su plataforma, que aunque se parezca mucho a la de una cama normal, está reforzada de metal para un mejor soporte del cuerpo.

Otra característica de la cama de agua es su temperatura, la cual se puede regular gracias a un dispositivo eléctrico llamado esterilla. A través de este, se pueden controlar los grados que quieres tener en el agua con un termostato. Se puede graduar fácilmente hasta lograr una temperatura adecuada.

La sensación térmica puede variar dependiendo del recubrimiento que tenga el colchón, la ropa que usamos para dormir y la temperatura ambiente, entre otros aspectos. Otro dato interesante es su material, están hechas de PVC blando o similar, cuyo tratamiento de reparación es muy sencillo.

Mantenimiento de la cama de agua

El mantenimiento de una cama de agua es muy importante tenerlo en cuenta. Al ser un colchón lleno de agua puede crear bacterias y elementos como algas sino se realiza un mantenimiento adecuado. Cuando llenamos el colchón de agua lo solemos hacer con agua de grifo, un agua que quizás este muy contaminada.

La idea principal, es preservar el agua del colchón para que en esta no se produzcan elementos contaminantes. Por eso, se recomienda agregar un producto que nos permita conservar el agua. Gracias a las versiones más actualizadas y modernas no es necesario vaciar o llenar el colchón en cada mantenimiento.

También, es importante limpiar la superficie del colchón al menos unas cuatro veces al año. Además, tenemos que colocar una funda que absorba el sudor y líquidos. Lo ideal es ventilar el colchón diariamente para incrementar los niveles de higiene.

Por otra parte, las camas de agua vienen con una serie de instrucciones para mantener la limpieza del producto. Lo más recomendable es seguir la guía de limpieza. Con esto no tendrás que sustituir el agua. También es recomendable utilizar un conservador de la misma marca para garantizar la limpieza.

¿Cómo elegir la mejor cama de agua?

¿Cuántas veces hemos visto una de estas camas de agua en el mercado y nos han dado ganas de comprarla? Pero nos surge un gran interrogante por ser nuevo en el tema y es ¿cómo elegir la mejor cama de agua?

Existen muchas tiendas físicas y, sobre todo, online que se dedican a vender colchones de agua. La idea es elegir la mejor del mercado y que esta tenga un tiempo de vida largo. Cosas a tener en cuenta a la hora de comprar una cama de agua:

  • Debemos fijarnos en el diseño y calidad de los materiales con los que fue fabricada.
  • Podemos probarlas y sentir como absorben y distribuyen el peso. Una buena cama de agua debe tener una forma ergonómica y equilibrada.
  • También tienes que buscar una que se adapte a tus necesidades y presupuesto. Un tamaño acorde al espacio donde será ubicada.
  • Las camas más cómodas para ti son las soft-side (lado suave) o hard-side (lado duro).
  • A la hora de comprarla hay que fijarse en el termostato. Conocer el tipo de calefacción que usa y la eficiencia energética del aparato.
  • Que no produzcan un efecto onda a la hora de acostarnos en ella. Esta funcionalidad debe aparecer en las especificaciones del producto.

Con estos datos es posible comprar un buen colchón de agua con excelente soporte, que garantice un producto de alta calidad y de larga duración.

Recuerda que tenemos que mantenerla limpia constantemente para un mejor aprovechamiento de sus propiedades. Por último, te recomendamos que busques datos de marcas y fabricantes más importantes del mercado como valor añadido.

Cama de agua opiniones

Las opiniones sobre el uso o compra de una cama de agua están muy divididas. Algunos opinan que es una mala inversión, sobre todo por lo que ven en la televisión. Muchas veces hemos visto cómo las camas de agua se explotan y dejan un verdadero desastre.

En la actualidad, los fabricantes se han tomado en serio el negocio y han creado nuevas versiones para las camas de agua. Unas más resistentes, de mejor diseño, gran soporte y un poco más baratas. Conozcamos algunas opiniones sobre este maravilloso producto:

  • A pesar de ser un producto caro, podemos encontrar alguno de buena calidad y a un buen precio.
  • No se consiguen con facilidad en ciertas partes del mundo, por eso debemos acudir a tiendas online.
  • Son cómodas para dormir si cuentan con un diseño y fabricación de alta calidad.
  • Las camas de agua con lateral semiduro son unas de las más vendidas, porque reduce el movimiento de onda.
  • Puedes tener largas horas de descanso profundo sin importar el clima exterior. Su termostato permite mantener el agua fría en el verano y caliente en el invierno.
  • Son realmente resistentes y no se perforan con facilidad. Lo peor que puede ocurrir es un goteo pequeño, fácil de detectar para su reparación.

Notas finales sobre la cama de agua

Estas opiniones se basan en la experiencia de personas que han adquirido una cama de agua. La mayoría tiene buenos comentarios sobre la cama de agua. Sin embargo, hacen hincapié sobre el material y la calidad del colchón. Esto es vital para garantizar un buen descanso.

Por otra parte, no podemos guiarnos por imágenes que vemos en televisión en donde el colchón se mueve sin parar o se pincha con facilidad. Los avances tecnológicos han evitado ese tipo de problemas. Prueba una cama de agua y danos tu opinión.

Camas de agua ¿Son una buena opción?
5 (100%) 1 vote