Saltar al contenido
SistemasDescanso

Almohada para bebé con plagiocefalia

La plagiocefalia es una alteración de la forma de su cráneo, para corregirlo la almohada para bebé con plagiocefalia es perfecta. La cabeza se puede ver alterada en dimensiones irregulares por el soporte continuo que recibe el bebé sobre la cabeza. Si el peque pasa mucho tiempo recostado sobre su espalda podría causar esta malformación. En este caso la almohada para bebé con plagiocefalia lo corrige. Aunque no es peligroso y no genera daños cerebrales, sí es una forma anormal de formarse la cabeza.

Las mejores almohadas para bebé con plagiocefalia del 2021

Para evitar esta situación existe la almohada para bebé con plagiocefalia que permite mantener al bebé recostado en su espalda sin generar malformación en la estructura de su cabeza. La almohada de plagiocefalia se amolda a la cabeza del bebé evitando que pierda su forma.

Viene con un pequeño hueco acolchado en donde el bebé reposa su cabeza. El resto de la almohada se adapta al cuello y la parte superior de la cabeza. Están hechas de un material cómodo, pero cuando se compacta por el peso de la cabeza se vuelve ligeramente rígida.

 Como corregir la plagiocefalia con la almohada para bebé

Los bebés con cabeza plana pueden utilizar una almohada para bebé con plagiocefalia que les ayude a corregirlo. No es una situación que genere ningún problema motriz o psicológico, es algo estético. La forma de una cabeza normal es curva en la parte posterior. Cuando esto no es así en los bebés se les conoce como plagiocefalia.

Una almohada para bebé con plagiocefalia puede corregir esta formación al nacer por los estragos o complicaciones al sacarlo del vientre de la madre o evitar que se produzcan. Estas almohadas cuentan con un depósito acolchado en donde la parte posterior de la cabeza se posa. El resto de la almohada se amolda al cráneo generando una rigidez muy ligera en la cabeza.

Almohada bebé cabeza plana

Las almohadas para cabeza plana ofrecen protección al cuello y a la cabeza. Además, su material evita la proliferación de ácaros en ellas y pueden ser lavadas con facilidad. También la cabeza plana en bebés se asocia mucho a las horas que pasa el pequeño boca arriba o sentado en las sillas tipo balancín. Evitemos su uso desconsiderado para no generar esta condición en ellos.