Saltar al contenido

Almohadas de látex

Una almohada de látex es un complemento indispensable a la hora de dormir o descansar. El uso de la almohada ayuda a mejorar los hábitos del sueño, sobre todo si buscamos una que se adapte a nuestra manera de dormir. En el caso de la almohada de látex, es perfecta para esta fase del día.

Mejores Almohada de látex del mercado

Hay almohadas de látex sintéticas y naturales. Las más recomendadas son las naturales, ya que combinan su esencia con adaptaciones muy innovadoras que alivianan el sueño y mejoran la postura de la zona cervical. El látex es un material que proviene del árbol de caucho, y esto garantiza una firmeza media a la hora dormir.

Por lo general la almohada de látex está disponible en diferentes medidas, desde 70 hasta 150 centímetros de largo. En altura 13 centímetros y de ancho 40 centímetros (medidas estándares). Si tienes algún tipo de alergia, esta almohada es ideal para ti, sus propiedades antitranspirantes y antialérgicas las hacen perfectas para todos menos para los alérgicos al látex.

¿Por qué una almohada de látex?

Una almohada de látex cuenta con un relleno sintético que garantiza un nivel de firmeza mayor que otras almohadas. Dependiendo del fabricante, pueden ser mejores, esto dependerá de la cantidad de relleno que tengan. Además de esto, ofrecen mayor transpiración y son más suaves. En materia económica, son bastante más accesibles que los materiales más innovadores como por ejemplo el visco ya que contienen materia orgánica.

Las almohadas de látex son más fáciles de lavar que otras, gracias al relleno que contienen. Son consideradas piezas muy rígidas como si contuviera un gran bloque de este material. Sus características son muy similares a las almohadas naturales o a las fabricadas con fibra.

Por lo general, la almohada de látex se adapta mejor a la cervical. Su material no se hunde con facilidad, logrando mantener una firmeza moderada a la hora de apoyarse en ella. Permiten una movilidad muy amplia y no generan calor a la hora de dormir.

Características de la almohada de látex

Elegir la almohada correcta marca una gran diferencia entre dormir bien y dormir mal. Una buena almohada de látex tiene que tener diversas propiedades para estimular el descanso y mejorar los hábitos para dormir. A continuación, presentaremos las características de la almohada de látex:

Durabilidad

Una almohada de látex si está bien fabricada puede durar mucho tiempo. Su vida útil puede ser hasta tres veces mayor a una almohada convencional sin importar el tiempo y uso que se le dé.

Invertir en la almohada de látex es más rentable que hacerlo con otro tipo de almohada. Aunque parezcan un poco caras, a la larga es mejor comprar una de látex que varias tradicionales.

Transpirable

La almohada de látex se caracteriza por ser elástica y tener una sensación gomosa. Sus características permiten una buena circulación del aire a través de esta. Es curioso, cuando la fabrican tiene muchos agujeros para que la almohada sea transpirable. El proceso de transpiración varía en función a la evaporación de los líquidos y aporta una sensación de frescura en la cabeza.

 Antialérgicas

Las personas que padecen de alergias necesitas almohadas especiales que no les generen la reacción. La almohada de látex cuenta con esta tecnología para evitar producir alergia en los más delicados.

Esta es una de las características que hace que llame más la atención. Su composición hipoalergénica y natural alejan todo tipo de ácaros y polvos de la persona.

La postura

La postura de una persona al dormir influye mucho en la selección de la almohada. En ese sentido si eres de los que duerme boca abajo, la almohada de látex no es la mejor opción para ti.

Si tienes otra postura preferida para dormir, puedes contar con una de estas maravillosas almohadas. Por lo general, si eres de los que pasa toda la noche moviéndose, la almohada de látex es la ideal. Si duermes de lado también te recomiendo su uso, porque podrás cubrir el vacío que se forma entre el hombro y la cabeza.

Diferencia entre almohada de látex y látex natural

Cuando de descansar se trata todos buscamos una almohada de látex, pero pocos conocemos que hay dos tipos de látex: el natural y el sintético. Ambos tienen una diferencia muy grande en el origen del material.

El látex sintético proviene del petróleo y se compone de butadieno y estireno. Es importante que el producto contenga esta información o exprese en que porcentaje contiene la materia prima. La almohada de látex natural proviene de la resina de árbol de caucho y es completamente orgánico.

Descube cosas de la almohada de látex natural

Para los que tienen dolores de espalda y cervical, la almohada de látex natural es la más indicada. Sus múltiples propiedades permiten adaptarse perfectamente a la forma de las personas, dándole un mejor soporte a la cabeza y  alineando los hombros con la espalda.

Al comprar una almohada de látex debemos tener en cuenta su calidad y los beneficios que aportan a la salud, tanto a la hora de descansar y conseguir una mejoría en la salud. La almohada de látex natural está hecha a base de resina de árbol de caucho, que al ser tratada termina siendo un material suave y esponjoso. Su mayor ventaja es su suavidad y confort que ofrece de forma natural a la persona.

Son capaces de adaptarse al cuerpo sin ningún tipo de problema. Incluso, algunas almohadas de látex consiguen hacer descansar profundamente al más nervioso y estresado. Por eso podemos decir que la almohada de látex natural es uno de los tipos de almohada más naturales del mercado.

Métodos de fabricación de la almohada de látex natural y sintético

Ambos tipos de almohadas de látex se fabrican de la misma manera. A pesar de esto existe una diferencia en la emulsión original introducida durante el proceso de fabricación. Los componentes de cada material se mezclan y se colocan en un molde, se les extrae el aire y se les inyecta CO2 para romper las células formadas.

Luego las almohadas de látex pasan a un proceso de vulcanizado, en donde la almohada se endurece porque la temperatura se eleva en la mezcla. Además, del azufre que contiene. Luego hay que esperar a que se enfríe, se retira del molde, se lava y se seca. Las mayores diferencias entre una almohada de látex natural y una sintética son:

  • El látex natural es mucho más blando que el sintético
  • El color del látex sintético es más blanco que el natural cuyo color es más amarillento
  • Al comprar el producto debe indicar que tipo de látex se utiliza. Con esto podemos diferenciar mejor el material
  • Las almohadas de látex natural ofrecen más zonas de descanso que las de látex sintético. En ese sentido son más caras las almohadas naturales

¿Cómo elegir la mejor almohada de látex?

Cualquier accesorio para garantizar un buen descanso y mejorar los hábitos a la hora de dormir requieren de tiempo de elección. Sin embargo, en el caso de la almohada de látex podemos elegir la mejor bajo una serie de factores o elementos cruciales. Algunos son percepciones y otros más técnicos.

Percepciones

La elección desde un punto de vista perceptivo va en función a cada persona y como se sienta esta con una almohada de látex. También influye la manera de dormir la cual debe mejorar o llegar a un estado de mayor comodidad con una de estas almohadas.

Por otra parte, tenemos que  tener en cuenta que tanto la columna, el cuello y los hombros deben tener una postura recta a la hora de dormir. Esto sin afectar a nuestro descanso. Para eso debemos elegir una almohada rígida, pero a la vez cómoda.

El tamaño importa en la almohada de látex!!!

El tamaño de una almohada de látex debe superar, en anchura, los hombros, pero en altura y grosor varían en función a la forma de dormir. Descubre que almohada de látex elegir en función a tu postura:

  • Si duermes boca abajo puedes comprar una almohada de látex baja de 10 centímetros. También sirve para niños pequeños.
  • Quienes concilian mejor sueño con una almohada sobre la espalda, pueden utilizar una almohada mediana de entre 12 y 13 centímetros. Debe colocarse un poco más debajo de los hombros y debe tener una rigidez moderada
  • Si tu postura de dormir es de lado, lo ideal es una almohada medio-alta de 15 centímetros. Con esta, podrás tener la cabeza y el cuello totalmente alineados con la columna.

Almohadas de látex opiniones generales:

Ante la popularidad de la almohada de látex, muchas personas hacen sus comentarios y opinan sobre ellas. Lo interesante es conocer las opiniones de la gente y saber cuáles serían sus recomendaciones:

  • Algunas personas no se adaptan a ellas la primera vez que la usan, el motivo más frecuente es el grado de rigidez. Para eso tienes que buscar una que se adapte a tus hábitos de sueño.
  • Es una de las mejores almohadas que se pueden adquirir en el mercado. Vale la pena pagar su precio si deseas dormir cómodamente toda la noche.
  • Al cambiar a una almohada de látex las personas se levantan con más ánimos y menos dolor en las cervicales. Incluso han mejorado la movilidad por la mañana.
  • Si duermes boca arriba una almohada de látex no es la solución, para eso utiliza una de viscoelástica para conciliar el sueño.
  • La almohada de látex debe estar a la altura de los hombros, ni más arriba, ni más abajo. El cambio a una de látex mejoró la manera de dormir.
  • La durabilidad de esta almohada la hace ser una inversión muy buena , solo debemos comprar la adecuada para poder dormir mejor.
  • Ante los días calurosos la almohada de látex no genera calor, esto la convierte en la almohada favorita para las personas que transpiran mientras duermen.

Estas opiniones representan las sensaciones que perciben los usuarios sobre la almohada de látex. Bajo nuestro experiencia la almohada es un elemento muy importante para dormir en perfectas condiciones. Si buscas relajación total, mayor comodidad y despertarte sin dolor, esta almohada es perfecta para ti.

 

Almohadas de látex
5 (100%) 1 vote