Saltar al contenido

Que almohada comprar

Actualización: marzo, 2019
Si no sabes muy bien que almohada comprar y siempre tienes dudas de cual elegir, te alegrará saber que no eres el único, es el típico problema que tenemos todos debido a la gran variedad de almohadas que encontramos en el mercado.

Descubre las mejores almohadas en oferta

Ver más OFERTAS en Amazon

Por tipos

Forma de dormir

Acesorios

  • Funda para almohada
  • Antifaz para dormir


Dormir es una parte fundamental de nuestra vida y parece mentira que algo tan pequeño en proporción, como una almohada pueda hacer que nuestro descanso no sea de calidad. Sin darnos cuenta puede estar causándonos dolor crónico de espalda, cervicales o incluso dolor de cabeza. Por eso es muy importante encontrar la almohada perfecta para cada uno.
Como sabes, la almohada es una pieza básica en el dormitorio, una parte muy importante de la cama y es un elemento que utilizas 8 horas al día, por eso es importante que puedas comprar con precisión la almohada que necesitas.
En el mercado tenemos un montón de modelos y posibilidades para saber que almohada comprar, por eso es importante que sepamos cuales son las principales diferencias y que tipo de necesidades tenemos, ya que nuestra cabeza nos lo agradecerá. ¿como saber que almohada comprar? Generalmente las mejores almohadas son las que no son muy mullidas y nos permiten dejar el cuerpo conectado con la cabeza, evitando así los dolores de espalda, cuello y la sensación de no descansar.
Actualmente las más vendidas suelen ser las de viscoelástica y las de látex. Debido a sus bajos puntos de presión y características suelen ser bastante baratas y tienen una buena relación calidad precio. Por otro lado, es lógico que si lo que más se vede son colchones de látex y viscoelástica, la almohada sea del mismo material. Lo que a veces no tiene mucho sentido, ya que como siempre recomendamos, lo mejor que puedes hacer es elegir la que más cómoda te parezca independientemente del material que esté fabricada.

Marcas de almohadas

Mejor almohada para dormir

Aunque no es ningún secreto, encontrar la mejor almohada para dormir es como una misión imposible. Generalmente todas parecen perfectas hasta que las utilizas y descubres que te has equivocado. Aunque siempre buscamos los productos más baratos, una almohada de calidad puede durar muchos años. Tienes que saber hasta cuando puedes aguantar con una almohada que no te sirve o que te hace dormir mal ya que a la larga puede devengar en numerosos problemas de salud.
El objetivo de la almohada es mantener una línea recta entre la cabeza, el cuello y el resto del cuerpo. Aunque hay bastante gente que duerme boca abajo y demás posiciones extrañas, como ya sabrás la mejor posición para dormir es boca arriba y la segunda mejor de lado. Es cierto que dependerá mucho del colchón que tengas, ya que si tienes un colchón blando necesitarás una almohada más baja que si tu colchón es duro. ¿Porque? Pues porque el duro te deja el cuerpo alineado y el blando como es de cajón de pino, pues hunde más las zonas que pesan más en el cuerpo, como es el tórax.
A nivel práctico nos pasa lo mismo de siempre en el descanso;) cada persona es un mundo, por eso tenemos una recomendación antes de responderte a que almohada comprar:

  1. Ten en cuenta que menos es más: es mejor tener 2 almohadas pequeñas de 0,75 en una cama de 1,50 metros que una grande ¿Por qué? A la noche es muy habitual moverse y es relativamente fácil que uno de los dos ocupantes de la cama acabéis sujetando la almohada (que cada vez pesan más) con la cabeza, y claro no queremos eso, porque al día siguiente nos levantaremos hechos polvo. Y si, aunque parezca que no tiene mucho que ver con el tema, es una cosa que me paso a mi varias veces.
  2. Una almohada individual garantiza varias cosas: Si a mí me gusta una muy blanda y a mi pareja le gusta una almohada muy dura o intermedia al final tendremos que comprar una almohada de 1,50 que no nos guste a ninguno de los dos. Por eso es importante tener cada uno su propia almohada (a diferencia del colchón que suele ser más fácil y más relativo).
  3. Es más fácil para desenfundar y volver a “fundar” 😉 para lavar también es mucho más práctico. A la hora de ver la tele en la cama, utilizar el portátil o leer siempre es mejor tener dos almohadas, ya que si estás solo puedes utilizar una de ellas de soporte o de lo que necesites, como ves, imaginación al poder.
  4. Utilizar la almohada correctamente: De nada te va a servir tener la mejor almohada si no eres capaz de colocarla correctamente, lo más importante y el mayor fallo que hace siempre la gente es apoyar los hombros en la almohada. Es casi el único consejo y modo de empleo que tienes que tener en cuenta a la hora de utilizar la almohada. Ya que después de seguir todos los consejos sería una pena meter la pata en lo más básico.
  5. Más fácil de lavar: Si tienes una almohada desenfundable te recomiendo lavarla 1 vez cada 2 meses para mantener la frescura y sensación de confort y por higiene. Hay que tener en cuenta que encima de esta funda se pone el almohadón junto a las sábanas, que la protege y vamos a lavar más a menudo. Tampoco merece la pena que la limpies cada 2×3 ya que muchas almohadas no son desenfundable y se pasan años sin lavarse, más que nada porque no se puede.


Estos son los consejos básicos, pero si además duermes en posturas diferentes a las convencionales, como puede ser boca abajo o de lado tendrás que elegir una almohada mejor y más concreta. En cualquier caso, siempre que tengas duda y por experiencia personal, se recomienda siempre una almohada fina y blanda, que es la que mejor se adapta a todos los usuarios.
Si por el contrario no duermes bien con una almohada fina y blanda, el siguiente paso es probar con una intermedia de dureza media, ya que al tener la cabeza más alta es posible que tu descanso sea mejor.
Hay que tener en cuenta que nuestra espalda esta habitualmente en malas posturas y realiza sobreesfuerzos. El día a día, la reposición, los deportes, ejercicios mal realizados y un sin fin de cosas que hacen a lo largo de todo el día. Además, cada cuerpo es todo un universo, con unas problemáticas concretas en cada caso. Ese es uno de los motivos por los que se hace tan complicado comprar la almohada perfecta y es normal no saber que almohada comprar.
Como ves elegir una buena almohada es igual que elegir un buen colchón, es un proceso bastante complicado y encontramos casi más variedad de productos entre las almohadas que con los colchones, con lo que la elección es más complicada.
Si a pesar de todo, si tu almohada recién comprada sigue pareciéndote demasiado alta y quieres mejorarla puedes retirar un poco de relleno para ver si es ese el problema. En el caso de que sea una almohada de látex, viscoelástica, o espuma, tienes que saber que será un bloque, con lo que en este caso no podrás hacer ningún “apaño” ya que quedará una chapucita.
Como en todos los campos de la tecnología, las almohadas están en constante evolución, por eso es muy importante saber las ultimas mejoras y sistemas de descanso que tienes disponibles.

La mejor almohada para dormir de lado

Muchos de nosotros no terminamos de tener una buena postura para dormir, las causas más habituales aunque no lo parezcan están causadas por factores externos como puede ser el estrés y la mala alimentación. Pensarás ¿Qué tendrá que ver la tocineta con el tiempo? Pues bien, el estrés y la mala alimentación causa mal estar y eso muchas veces se ve reflejado a la hora de dormir.
Lo que es un punto muy importante es saber que tipo de almohada es la mejor para cada uno y su forma de dormir. Si habitualmente  duermes de lado seguramente estés buscando la mejor almohada para dormir de lado.
Aunque hay unas recomendaciones concretas para dormir en esta postura, es muy difícil decidir cual es la mejor almohada para dormir de lado, ya que cada persona somos un mundo y tenemos gustos diferentes.
Las recomendaciones consisten en que si dormimos de lado tenemos que conseguir que nuestra columna vertebral, nuestro cuello y nuestra cabeza estén alineados para un descanso reparador. ¿y cómo conseguimos eso? Con una almohada firme que no se hunda demasiado como puede ser la de látex y que sea una almohada alta entorno a 15 cm de altura, lo que tiene que ser lo mismo que la distancia de la base del cuello hasta nuestro hombro. De esta forma nos garantizaremos la alineación para que los músculos del cuello se relajen y puedan descansar.

La mejor almohada para dormir boca abajo

Si por el contrario nos gusta dormir boca abajo, estaremos buscando la mejor almohada para dormir boca abajo. A las personas que nos gusta dormir en esta postura, lo primero que tenemos que saber, es que no es la postura más recomendada, ya que al estar boca abajo nos pasamos la noche con el cuello y la cabeza torcido y no favorece a nuestras cervicales.
Aun así puede que sea la postura en la que más cómodos nos sentimos y preferimos seguir durmiendo boca abajo. Si nos preguntamos que almohada comprar para dormir boca abajo la respuesta es una almohada lo más baja posible de entorno 10 cm de altura y moldeable o incluso dormir sin almohada, de esta forma mantendremos lo mas recta posible nuestra columna vertebral con cuello y cabeza, evitando la torticolis y dolores de espalda.

La mejor almohada para dormir boca arriba

Si tu postura preferida para dormir es boca arriba te estarás preguntando que almohada comprar para dormir en esta postura. Al igual que en los casos anteriores la mejor almohada para dormir boca arriba depende del gusto de cada uno. Las recomendaciones nos ayudan a elegir almohada, pero nosotros tenemos la última palabra.
La mejor almohada para dormir boca arriba tiene que ser de una altura media de entorno unos 12 centímetros y una dureza media. Nos ayuda a mantenernos rectos y alineados, evitando problemas de espalda y dolor de cuello y cervicales. Es una postura muy recomendada para dormir, donde nuestra columna vertebral no tiene presión y se respeta su estructura natural, bajando los puntos de presión.
Si no tienes una postura preferida y eres de los que da bastantes vueltas en la cama, tendrás que elegir una almohada polivalente que se ajuste a las distintas posturas. Si no sabes que almohada comprar tendrás que tener claro si te gustan las almohadas duras, blandas, intermedias, altas o bajas. Si te gustan frescas con una alta transpirabilidad o que sea acogedora y calentita. Que se ajusten y se adapten a nosotros o sea una almohada de toda la vida. Hay una gran variedad entre la que poder elegir.

Almohada antirreflujo

La almohada antirreflujo se utiliza en bebes, en este caso no vamos a poner ventajas ni desventajas ya que es un tipo de modelo demasiado especifico. Es una almohada específica con forma de cuña para bebés que tienen reflujo y no hacen bien las digestiones.

Almohadas inteligentes o con memoria

Las almohadas inteligentes o con memoria también llamadas memory foam son aquellas hechas a base de espumas de distintas densidades entre las que podemos encontrar las almohadas de gel y viscoelástica.

Almohadas de gel

Las almohadas de gel son perfectas para las personas que quieren disfrutar de todas las ventajas de las almohadas cuyo relleno está fabricado a base de gel. La adaptabilidad que tienen, la reacción y la readaptación al calor las hacen perfectas para muchos usuarios.
Ventajas
Con una cualidad similar a la viscoelástica, el gel aporta frescor y un descanso óptimo.
Desventajas
No es la más apropiada para dormir boca abajo.

Almohadas de viscoelástica

Son las almohadas más vendidas ya que generalmente si compras un colchón de visco sueles adquirir también una almohada de viscoelástica.
Ventajas
Total adaptabilidad a la forma y anatomía de nuestra cabeza, la visco reacciona al calor y aporta la firmeza y adaptabilidad que necesitas.
Desventajas
Por otro lado la principal desventaja que tienen es que dan mucho calor un motivo por el cual a muchos usuarios no les gustan. En este caso viene la almohada de gel que suele llevar viscoelástica, pero tiene como una especie de recubrimiento de gel, el cual la hace más fresca.  Pensarás que conseguimos con eso, pues reducir el calor varios grados mejorando el descanso de la gente más calurosa.

Almohada plumón

Las almohadas de plumón o plumas son muy blandas pero enseguida vuelven a su estado original. Al ser tan blandas son muy bajitas y suelen gustar bastante a la gente que duerme boca abajo. Pueden parecer muy buenas almohadas, pero yo le encuentro más desventajas que cosas buenas.
Ventajas
A muchos usuarios les encanta la almohada de plumón por la sensación de relax y lujo que aporta.
Desventajas
La forma de saber y exigir el origen de las plumas, que a menudo es poco ética no se puede denostar. Por otro lado con toda la tecnología y fibras que hay actualmente en el mercado no tiene mucho sentido decantarse por las almohadas de plumas. Pueden transmitir enfermedades y virus devengados del propio animal. No están recomendadas para personas alérgicas, niños ni gente corpulenta. Además si no entiendes, puedes comprar plumas que no son plumón y son enormes, con lo que habrás tirado el dinero. Como ves no hay muchos motivos para adquirir una almohada de plumón.

Almohada de fibra

La fibra es un material poco valorado ya que actualmente está en desuso o suele relacionarse con productos de menor calidad. Suelen ser las almohadas más blandas de todas (dependiendo del modelo) y no suelen dar un calor excesivo. Las hay de distintas calidades y precios, pero generalmente son las almohadas más baratas.
Ventajas
Son perfectas para sitios de verano, si consigues una fina (con poco relleno) será muy blandita y es posible que te encante.
Calidad precio inigualable son de las más baratas del mercado.
Desventajas
No tienen toda la tecnología de los últimos materiales, si te gustan altas o duras es muy posible que este tipo de modelo no te guste mucho.

Almohada cervical

La almohada de cuello o ergonómica está especialmente indicada para usuarios con problemas cervicales o de espalda. Te recomendamos que te informes bien y que elijas la almohada cervical que más se ajuste a tus necesidades.
Ventajas
Están especialmente diseñadas para personas con problemas de cuello.
Desventajas
No se recomiendan si no tienes ningún problema, ya que con modelos más sencillos es más que suficiente.

Almohada de látex

La almohada de látex tiene una alta adaptabilidad con una gran firmeza. Firmeza que favorece la adaptabilidad de cuello y cabeza. Es un material hipoalergénico y cuenta con perforaciones para favorecer la transpiración.
Ventajas
Están especialmente diseñadas para personas con problemas de cuello.
Desventajas
Al igual que las almohadas de viscoelástica el látex puede desprender demasiado calor para las personas calurosas.


Que almohada comprar
5 (100%) 1 vote